Actividades para divertirnos con los peques en casa

¡Divertirnos en casa! Estos días son una oportunidad para hacer cosas en nuestro hogar. Pero claro, entre los 2 y 7 años, las actividades suelen ser tipo zapping, así que hay que estar preparados para desplegar una gran variedad de ellas.

Dibujar / Pintar

Sobre cristal

Con rotuladores de tiza líquida, porque nos permiten dibujar sobre las ventanas, espejos y la mesa de cristal. Les encanta utilizarlos y es muy fácil borrar luego lo que hemos hecho con un paño húmedo.

Maratón de Juegos de Mesa y puzzles

¿No sabes lo que es? Elige con tus peques una buena selección de juegos de mesa y pasa horas jugando a uno detrás de otro. Con los rompecabezas también lo hacemos: vamos a ir armando de los más fáciles a los más complicados en el suelo, hasta cubrir todo lo que podamos de superficie pisable. A los niños les encanta cuando se propone una maratón.

Hacer experimentos

Hay muchos juegos de mesa orientados a realizar experimentos con peques de diferentes edades, pero aunque sean geniales no pienses que son imprescindibles. Hay mucho que hacer con elementos que tenemos en casa, concretamente dentro de la cocina.

Germinar

Para germinar, necesitamos un recipiente transparente (vaso de cristal o una botella  de agua recortada, por ejemplo), algodón, agua y alguna legumbre (garbanzo, lenteja, judías..). Cada uno germina de forma diferente, así que puedes mezclar o tenerlas para diferentes días.

Mezclar texturas y aromas.

Probar cómo se transforman los diferentes tipos de harinas al hidratarlas con agua, oler y saborear especias de todos los continentes, amasar, pringarse y con suerte hornear algo medianamente comestible. Los procesos culinarios son verdaderos experimentos sensoriales y podemos llevarlos a cabo con lo que tengamos en la despensa.

Actividades musicales

Armar una orquesta

Una actividad divertida puede ser  poner a sus muñecos en círculo, desplegar todos los instrumentos que tenemos, asignarles uno a cada uno y montar su orquesta.

Pompas musicales

Necesitamos un franco de burbujas y música. Las reglas pueden variar desde: bailemos con las pompas, explotemos las pompas al ritmo de la música, o nos relajamos con las pompas mientras caen sobre nosotros (recostados) al son de una melodía clásica.

El baile de la estatua

Con un equipo de música, el móvil o un altavoz portatil, lo que tengamos! Elegimos una canción divertida y al encenderla bailamos con su ritmo, cuando la detenemos, debemos quedarnos en posición de estatua. Una actividad simple y divertida con la que también trabajamos la atención, el ritmo, la motricidad, las habilidades sociales y la inhibición.

Cantar en familia

Cada uno elige un instrumento  y pueden cantar juntos sus canciones favoritas, eligiendo una vez cada uno. A falta de instrumentos, cualquier cosa de casa puede servir para armar sonajeros, tambores o maracas. Ya sabes. ¡imaginación al poder!

Aprender inglés cantando

No hay forma más fácil y divertida que aprender a través de la música. Ya se sabe que entre sus muchísimos beneficios, el desarrollo del lenguaje va cómodo de la mano de las canciones.

¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *